Cory lanzó «Reckless Love» – Amor Sin Condición en español – en 2017 y desde entonces, ha tocado a las personas con una nueva revelación del amor de Dios. Hoy, la canción de adoración aclamada por los grandes públicos, lo llevará a otro nivel, ya que se presentará en la pantalla grande.

 

El cineasta de Hollywood DeVon Franklin y el líder de alabanza Cory Asbury se han unido para convertir la popular canción "Reckless Love" en un largometraje que se estrenará este año.

 

Basada en la difícil relación de Asbury con su padre, la película explorará cómo esa relación vital afectó la visión personal de Dios del cantante.

 

Asbury, quien lanzó el Top Christian Billboard con "Reckless Love" en enero de 2018, se ha convertido en un nombre familiar en la música de adoración. La canción principal de su primer álbum en solitario también alcanzó el número 1 en la lista Hot Christian Songs Chart de Billboard y se sigue cantando en las iglesias de todo el mundo.

 

La canción pasó 68 semanas en la lista Hot Christians Songs y tiene más de 300 millones de reproducciones. El video también tiene más de 125 millones de visitas en YouTube.

 

Franklin, el cineasta cristiano detrás de “Miracles of Heaven”, “Breakthrough” y la película animada navideña “The Star” se acercó a Asbury. Sin embargo, cuando se le pidió que compartiera su historia, el músico tuvo dudas "Si me conocen, sabrán lo mucho que valoro la autenticidad, así que aprovechar el éxito de una canción que Dios me había dado gratuitamente me sentí un poco mercantilista". 

 

Asbury dijo que quería atesorar la autenticidad de la canción y, al mismo tiempo, no quería herir a su padre de ninguna manera al compartir públicamente la historia de su vida.

 

Pero Franklin le dijo algo que le llevó a tomar la decisión de seguir adelante con la película:  “Cory, ¿y si esta película es más grande que tú y tu historia? ¿Qué pasa si les trae curación a tu padre y a muchos padres en todo el mundo? '”, recordó Asbury.

 

El cantante voló para reunirse con su padre y pedir permiso para contar su historia. “Lloramos juntos. Fue el primer paso para sanar nuestra relación”, dijo Asbury sobre su reunión.